Escribe: Julián Saud

¿Qué va a pasar en las próximas semanas con el comienzo de clases? 

El gobierno decidió no transferir a las provincias el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID). Esto pone en alerta todos los presupuestos provinciales y abrió la posibilidad de que se pueda construir una mayoría en Diputados para imponerle políticas de gobierno al presidente, algo nunca visto. El objetivo, impulsado por Julio Cobos, sería llamar a una sesión especial en marzo para forzar a que Milei pague el FONID (que representa alrededor del 10, 15% para el sueldo de los docentes), y si no es así, que por lo menos pague el costo de, no solo no aumentar el salario, sino también de bajarle el salario de los docentes. 

Tanto en el bloque de Hacemos Coalición Federal que lidera Miguel Pichetto, como los radicales que apoyan el proyecto presentado por Julio Cobos, buscan la adhesión de los diputados de Innovación Federal, bloque referenciado con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilnek. 

Hay que recordar que hace muy poco, Weretilnek mandó una carta al gobierno nacional firmada junto a Rolando Figueroa (gobernador de Neuquén) por las represas hidroeléctricas del Río Limay y Neuquén, que finalizan las concesiones de las represas y también las concesiones de El Chocón, Piedra de Águila, Alicurá, Cerros Colorados y Arroyito, que son muy importantes en la provisión de energía eléctrica y cuyos períodos de transición fueron recientemente prorrogados.

Son situaciones que van abonando a una idea de ruptura en el orden republicano, donde la Nación es representante y se le ceden prerrogativas en función de lo que las provincias generan en torno a las riquezas. Eso, hoy, Milei lo está utilizando para quebrar específicamente el sistema cómo funciona la Argentina.

El gobierno nacional tiene dos incidencias en el sueldo docente: la paritaria nacional, que hoy el gobierno se niega a discutir, y el FONID, que no lo va a pagar.

Por eso es fundamental que se conforme una comisión de educación (todavía no está conformada) para unificar criterios. Hay varios proyectos en danza: uno es el de Unión por la Patria, que ya había presentado un proyecto similar al que presentó Julio Cobos y estimula la prórroga de los 5 años. ¿Qué significa esto? El FONID parecía ser algo obligatorio, era un impuesto al automóvil que se hizo cuando Menem pierde “la batalla de la carpa blanca” y plantea este impuesto a los automóviles, algo que con el tiempo simplemente se financió con el presupuesto nacional.  

En el proyecto de Máximo Kirchner y Axel Kicillof se propone que el FONID sea para siempre, es decir, que sea algo a lo que el Estado le asigne un presupuesto y lo pague.  Hay que destacar que esta es una jugada conjunta entre Máximo y Kicillof que deja en stand by tensiones internas para priorizar la confrontación con Milei. 

En el bloque de Pichetto, la iniciativa la presentó Margarita Stolbizer y busca extender el FONID hasta que se dé un nuevo pacto fiscal.  El campo nacional y popular también cuenta con el proyecto del Frente de Izquierda, que es similar al de Máximo Kirchner y el gobernador, con lo cual contaría con un número de base muy importante. Aquí cuenta también la narrativa comunicacional, esta idea de que “no quieren aparecer votando junto al kirchnerismo”. Pareciera que esto al gobierno nacional no le interesa. 

La última renovación del FONID fue el 1 de enero de 2022, y venció en enero de 2024, pero el gobierno nacional decidió no renovarlo. En relación a este tema, Axel Kicillof explicó: “el salario de los maestros es de una aplicación específica y va a un solo lugar: al salario de los maestros de todo el país”. La estrategia del gobierno nacional, mientras tanto, es una estrategia de fragmentación del debate público y una forma de negociación que es con el miedo. Hubo trascendidos, por ejemplo, de que el gobierno nacional está evaluando quitar el subsidio del AMBA, llevando el boleto a $1500.

Si el plan de Milei para estabilizar es una futura dolarización, el camino para llegar ahí va a ser construir más conflicto. Evidentemente su estrategia es ser “el único que puede domar a las fieras” .

Según el INDEC, en enero una familia integrada por dos adultos y dos menores necesitó $596.283 para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT). Así mismo, en los meses de diciembre y enero, el umbral de la pobreza se elevó en un 52%. En cuanto a la inflación de febrero, si bien hay una aceleración por semana, la consultora privada PxQ registró 4,9% la primer semana, 5,5% la segunda semana, y tomando las últimas cuatro semanas advirtió una tendencia descendente. Se habla de que ronda el 18%, pero se estaciona en niveles muy altos. Veremos para qué está la sociedad, si está para ponerle un freno a esto o adormecerse en las tibias temperaturas de una olla que está muy caliente. No solo hay que esperar, sino hay que prepararse.


Descubre más desde hamartia

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario