Escribe: Gabriel De Milo

Hace unos días el rapero y compositor Wos lanzó su tercer disco de estudio «Descartable». En su nuevo álbum el músico hace base en el rock para jugar con una infinidad de sonidos y estilos que van desde los sintetizadores new wave hasta el post punk, pasando por el folklore, pero siempre, como condición indispensable, se para en el rap, haciendo honor a sus raíces musicales y abriendo desde la lírica el juego psicológico y melódico al cual nos tiene acostumbrados.

Como es modalidad en estos tiempos, en cuotas y a modo de adelantos fue abriéndonos la puerta a lo que vendría, lo que sería este nuevo disco. Con toda la efervescencia que había dejado «Oscuro Éxtasis» aún en la cima, Wos no dio respiro y desde el 2022 con “Arrancármelo” el juego se volvía a abrir, y las noticias de nuevos lanzamientos se repetían. Así llegaba “Morfeo” a finales del año pasado, con una pausa de meses, luego fueron llegando “Descartable” y “Melancolía». Todos ellos forjaron la punta de una lanza que intencionalmente apunta al corazón, a la conciencia, a las tripas que se estrujan a base de realidad y siempre dan en el blanco.

La última de estas certeras flechas antes del lanzamiento fue su colaboración con el Indio Solari en “Quemarás», tema que lanzó un día antes de que el álbum vea la luz, una jugada magistral que dejó a los seguidores con unos niveles de ansiedad poco comunes y al mundo de la música en general hablando de esto. Pero este álbum no busca descansar en el simple hecho de haber logrado tomar la antorcha de ese indiscutible apoyo, va por más y queda más que claro en cada una de las 16 canciones que lo conforman. En “Descartable” nos vamos a topar con colaboraciones de primer nivel, como Dillom, Natalia Lafourcade, Gustavo Santaolalla y el ya mencionado Indio Solari. Pero lo más relevante es que lo que vamos a encontrar en este disco son canciones que como de costumbre, reflexionan desde lo más profundo del pensamiento crítico los diferentes aspectos del humano y lo que lo rodea en una cotidianeidad cada vez más castigada por los diferentes factores internos y externos.

Desde sus inicios, Wos se propuso ser distinto, y sin dudas tomó caminos diferentes a mucho de sus contemporáneos. En ese camino encontró estilo propio y autenticidad, encontró el respeto y la validación que, sin necesitarla, lo fue llevando de la mano hacia lo más alto de nuestra música. Dueño de un estilo que se expresa tanto arriba del escenario, como dentro del estudio de grabación, le pone voz a una generación en busca de respuestas, y lo hace de la manera en que mejor lo sabe hacer, en formato canción.


Descubre más desde hamartia

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario