Ácido lanático (AL)

"La exposición prolongada de las personas al AL produce efectos muy perjudiciales para la salud que van desde la variabilidad del carácter, la depresión, la angustia, hasta la ira, la pérdida del sentido de la realidad y la autoflagelación".

Las terribles consecuencias del ácido lanático (AL)

Texto:
Ilustración: Serko


A diferencia de otros ácidos como el acético presente en el vinagre, el clorhídrico que compone los jugos gástricos permitiendo la digestión, o el acetilsalicílico de la aspirina y que tiene propiedades analgésicas, el ácido lanático ( AL) es una entidad química esencialmente maligna.

La exposición prolongada de las personas al AL produce efectos muy perjudiciales para la salud que van desde la variabilidad del carácter, la depresión, la angustia, hasta la ira, la pérdida del sentido de la realidad y la autoflagelación.

Se han registrado casos de personas expuestas con frecuencia al AL que presentan conductas torpes, erráticas, con fuerte aislamiento de la realidad, visiones apocalípticas y depresión.

El AL se presenta en tres formas, escrita, radial y televisiva, siendo nocivo en cada uno de los casos, aunque la combinación de los tres en dósis frecuentes puede resultar mortal.

Una de las consecuencias más dramáticas del consumo de AL es la tendencia a la autodestrucción de las víctimas que eligen siempre las opciones que más los perjudican muy especialmente en tiempos electorales.

Se han reportado casos de gente que al quedar percudido su razonamiento por las sesiones consumidas, se la ha visto deambular por los pasillos de Metrogás balbucenado: “se robaron todo, se robaron todo” luego de pagar una factura domiciliaria con el 2000% de aumento.

Una mujer en Choele Choel, consumidora dominical de AL en su formato televisivo afirma haber sido víctima de una abducción extraterrestre en el patio de su casa, apareciendo a las dos horas dentro de un bolso en un convento, del que fue extraída por una religiosa.

Un jubilado de Caballito que inhala el AL en su presentación radial, ha manifestado conocer al fabricante de bóvedas que abren hacia adentro, y que es el mismo que la noche de la muerte de un fiscal, ayudó a Cristina a subirse al dron iraní con su co-equiper venezolano.

Un reciente estudio de la Universidad de Stanford sobre diez mil casos de víctimas del uso frecuente del AL, han caracterizado una patología que han dado en denominar, SDDV ( sindrome de defensa del verdugo) que se va haciendo cada vez más frecuente y más violento a medida que las acciones del verdugo van creciendo en crueldad para con la víctima.

Varias ONGs internacionales consideran que la dispersión masiva del AL entre la población ya va tomando características de epidemia y que es necesario tomar medidas urgentes al respecto.

Desde Stanford informó

Juan Carlos Romero López
prensa@facepopular.net

  • Facebook
  • Google Plus