Cadena nacional (de la mentira)

"Lograron que los ajenos, o sea ellos, hablaran de zócalos e imágenes. Pero lo peor es que también los nuestros hablaron de lo mismo, de lo que ellos quisieron que hablemos, y no del ahogo financiero a Santa Cruz"

Inocentes

Texto:


Desde hace una semana el tema Santa Cruz se transformó exclusivamente en una discusión de zócalos y “mentiras”. Claro, estamos acostumbrados a que los medios oficialistas nos pongan a discutir sus temas. Esto no sería un problema porque, valga la redundancia, estamos acostumbrados. A lo que no estamos habituados es a que nuestros compañeros, esos mismos que desde hace años dicen “Clarín Miente”, coman a cucharadas la operación de segunda generación que el multimedia nos muestra en sus infinitos medios. Hablo de operación de operación; algo así como la abstracción, retomando algunos conceptos de Jean Piaget. ¿A que me refiero? Estaba clara o por lo menos se veía de manera muy explicita, la comparación que venían sosteniendo algunos comunicadores amarillos sobre nuestra realidad si siguiera gobernando el kirchnerismo: “… pasaría lo que vemos en Venezuela”. Se multiplicaba y repetía de manera insistente, hasta que el punto de transmitir en vivo el asalto a la casa de la gobernadora Alicia Kirchner donde también estaba Cristina, algo a lo que le dediqué ya unas lineas.

photo_2017-04-22_20-41-03

Este suceso fue un operativo armado por servicios y ejecutado por esa izquierda que siempre le es funcional a la derecha, derecha que hoy gobierna. La segunda parte se inicia en la imagen que circuló por las redes de esos comunicadores y sus “zócalos. Esta imagen fue usada por CFK, corriéndonos el velo como quien se operara de cataratas y ve las cosas mucho mas claras. De manera diáfana quedó desnudo ese armado comunicacional, que incluía servicios de inteligencia, medios y ejecutores. Esa desnudez generó reacciones de los periodistas expuestos, se victimizaron en cámara y denunciaron mentiras. Sí, mentiras. Los narices largas gritaban ¡¡¡Mentira!!! ¡¡¡Mentira!!! Y lograron que los ajenos, o sea ellos, hablaran de zócalos e imágenes. Pero lo peor es que también los nuestros hablaron de lo mismo, de lo que ellos quisieron que hablemos, y se corrieron de lo que sí tenemos que hablar: de un gobierno nacional que pide ajuste en Santa Cruz a cambio de asistencia financiera. Esa asistencia que sí le giró a otras provincias, por ejemplo Jujuy, Pero claro, allí desgobierna Cambiemos. Esta política nacional de hostigamiento le genera a la provincia patagónica un ahogo financiero y económico que le impide pagar sueldos a sus empleados estatales, a quienes sigue sosteniendo y no despide como exige la Casa Rosada. Llamativamente entre zócalos e imágenes desapareció la información de Santa Cruz de los medios amigos del gobierno nacional. ¿Se terminaron los conflictos? Por supuesto que no. Lo que sí se terminó por ahora es la operación, esa que quedó al descubierto con supuestas “mentiras”, las que ellos sabían que habían montado. Los nuestros, esta vez, pecaron de inocentes.

photo_2017-04-28_11-54-57

  • Facebook
  • Google Plus