¿Fin de que?

El éxito electoral de la fuerza conducida por Lenin Moreno, sucesor de Rafael Correa, marca una luz que guía los movimientos populares latinoamericanos. Desde Quito y en exclusiva para No Nos Queda Otra, Jorge Alberto Kreyness repasó en primera persona las condiciones que permitieron imponerse por sobre el candidato offshore con apoyo norteamericano, Guillermo Lasso.

Billetera no mata proyecto

Texto:


Entrevista: Santiago Mouradián y Laureano Ponce.

 

La victoria del Movimiento Alianza País (PAIS) en Ecuador, permitió que muchos latinoamericanos que llevaban días conteniendo el aliento, exhalasen un suspiro de esperanza. El resultado, no sólo habilita la continuidad en el plan de gobierno llevado adelante por Rafael Correa, sino que además reafirma el resultado del referéndum convocado junto con la primera vuelta electoral, en el que el pueblo se expidió contrario a que funcionarios públicos pudiesen poseer cuentas offshore. Al respecto, Jorge Alberto Kreyness, titular del portal “Pulso de los Pueblos”; opinó que el triunfo de Lenin Moreno representa una gran alegría para la región, pero también una comprobación de que el mal llamado “fin de ciclo”, no es tal. “El banquero Lasso debió guardarse sus millones, sus cuentas en paraísos fiscales, sus medios de comunicación y el apoyo norteamericano; porque no le alcanzó para torcer el rumbo.

 

 

Kreyness resaltó también que los guarismos del balotaje presidencial fueron muy cercanos a los del referéndum celebrado con anterioridad y expresó un mensaje esperanzador para las demás fuerzas del campo popular latinoamericano. “Yo creo que los ecuatorianos perfeccionaron muchos su desempeño electoral, que suele ser un terreno esquivo para las izquierdas. Ellos estudiaron mucho los elementos del discurso de la ofensiva neoliberal en la región y fue a partir de ésto que lograron contrarrestarla. Siempre en estas elecciones hay una porción minoritaria del electorado que puede ir para cualquiera de los dos lados y hay que llegarles con imágenes muy claras. Si los ecuatorianos lo lograron, podemos volver a hacerlo en nuestros países”.

 

Por último, el también secretario de relaciones internacionales del PC, aseguró que la historia reciente argentina fue clave al momento de definir la elección; al tiempo que reveló ni siquiera la ayuda de un compatriota de Lasso, que nuestro país ha sufrido en primera persona, fué suficiente para torcer el rumbo en la república caribeña. “Nuestra experiencia influyó muchísimo. Ellos presentaron mucho el caso argentino y las contradicciones entre el discurso amoroso del candidato Macri y la odiosa realidad que instauró en contra de la mayoría de la población una vez que fue gobierno. Yo creo que el banquero offshore Lasso, que fue caracterizado de esa forma durante toda la campaña, contó con la ayuda de su compatriota, Durán Barba. Por lo tanto, esta elección demuestra que a él también se le puede ganar cuando hay un programa, suficiente grado de unidad y se constituye una fuerza como ésta, que ahora empieza un nuevo rumbo”.

 

 

jak

  • Facebook
  • Google Plus