Soberanía, verdad y justicia

El periodista Juan Natalizio, recorrió en el programa de radio de la Revista Hamartia los hechos que condujeron a nuestro país a su última guerra y, tras resaltar las repetidas intervenciones de diversos líderes latinoamericanos en pos de la desmilitarización del atlántico sur, trazó un paralelismo entre la actual política internacional y la del menemismo.

“Se robaron hasta los pingüinos”

Texto:


Entrevista: Santiago Mouradián y Laureano Ponce.

 

A 35 años de la guerra de Malvinas, el periodista e investigador, Juan Natalizio, recordó en No Nos Queda Otra los oscuros orígenes del conflicto y aseguró que la actual política de desmalvinización, es idéntica a la del menemismo. “La idea de invadir las islas comienza cuando el Almirante Anaya, uno de los tres integrantes de la junta militar de aquel momento, regresa de Gran Bretaña y le informa a Galtieri que tiene el apoyo de la armada para presidir el gobierno, en tanto estuviese dispuesto a ocupar el archipiélago. Poco después, un sector de la marina inglesa, que iba a ser desmantelado y necesitaba de un conflicto bélico para evitarlo, decidió desconocer el desembarco de un contingente de trabajadores argentinos en las Islas Georgias e interpretarlo como una ocupación. Pese a que la embajada británica y el gobierno de las islas estaban al tanto de la llegada de los obreros, denunciaron el desembarco ante el parlamento, que decidió responder militarmente. Ante una cadena de hechos consumados, la dictadura optó por adelantar sus planes y el 2 de abril, la bandera Argentina flameaba nuevamente en los confines de la patria”.

 

 

El periodista afirmó que más allá de la multitud que se congregó para vivar la recuperación de las islas, ese acompañamiento no implicaba anuencia con las medidas de la dictadura. “Cabe aclarar, sin embargo, que el dos de abril, cuando se convocó a la Plaza de Mayo, el apoyo no era unánime. Se cantaban canciones en contra de Galtieri y su Ministro de Economía y, pese a que se lo aplaudía cuando hablaba de Malvinas, tenían que levantar al tope el volumen de los parlantes de Casa Rosada para evitar que se escuchase a los manifestantes cantar la marcha peronista. A partir del 14 de junio y a instancias de los propios militares, empezó la desmalvinización para esconder el desempeño de esos generales que habían pensado un desembarco en las islas que no implicase un conflicto bélico”.

 

Por último, Natalizio resaltó el pronunciado cambio en la política internacional argentina y reveló algunos de los efectos de la voracidad británica en el archipiélago. “La idea de una fortaleza Malvinas no es una novedad, porque la vienen llevando adelante los ingleses desde 1982. La gran diferencia es que hasta ahora tuvimos un gobierno que protestaba ante todo foro internacional por el acrecentamiento del arsenal en las islas y reclamaba la desmilitarización del atlántico sur. El macrismo, en cambio, no denuncia a menos que el tema se refleje fuerte en los medios de comunicación y ha firmado una serie de acuerdos entre las distintas cancillerías que hablan de trabajar en conjunto. Tal y como sucedió en los 90’ con el menemismo, sabemos que con ellos no se puede trabajar nada, porque están depredando los recursos naturales. Y no sólo hablamos del petróleo, porque en las islas no están quedando ni los pingüinos a causa de la pesca abusiva que están llevando a cabo. Esto incluye tanto al patrimonio que se encuentra en la plataforma continental, como también los del territorio antártico, al que Gran Bretaña no tendría acceso si no fuese por la ocupación de las Malvinas”.

 

 

jnt

  • Facebook
  • Google Plus