Humor político en el Bauen

Gustavo Berger y Joe López, dos cómicos, escritores y standuperos de larga trayectoria y gran conciencia social, se presentarán el próximo fin de semana a la gorra en el Hotel Bauen; con un show de humor político irreverente que propone reírse de propios y ajenos.

Para resistir el desalojo a carcajadas

Texto:


Entrevista: Julián Saud, Dulce Mattía y Julián Andreu.

 

El nombre de la obra, “Un rubio peronista y un negro comunista”, parece el comienzo de un chiste al que le falta el remate; que irán construyendo junto con el público en este show de humor político que el próximo fin de semana se presentará en el Hotel Bauen. En solidaridad con la lucha de los trabajadores de esta empresa recuperada, emblema del cooperativismo eficiente, Gustavo Berger y Joe López, intentarán exorcizar el macrismo a fuerza de pura carcajada. En exclusiva para No Nos Queda Otra, el rubio celebró la posibilidad de retornar con su show a la capital y reveló las razones que lo llevaron a sumar a su compañero. “¿Por qué incorporo a un comunista? Primero porque nos faltaron 350.000 votos para ganar la elección en el balotaje y no es momento de ponerse quisquilloso. Si está en contra de Macri, hay que sumarlo. Y finalmente porque un comunista no es más ni menos que un compañero con capacidades militantes diferentes”.

 

 

Más allá de permitirse bromear al respecto y, fiel a su estilo, el humorista opinó también sobre la sistemática desaparición de voces opositoras y resaltó su propia experiencia en el tema. “Creo que el humor no puede tener límites. Yo tuve un incidente de censura cuando fuí al programa “Hora de reír” en canal nueve, porque hice el monólogo y cuando salió al aire, dos meses más tarde, me dí cuenta de que me habían cortado un montón de chistes contra Macri o Patricia Bullrich (de la que dije que pidió el Ministerio de Trabajo porque le dijeron que ahí trabajaba Tomada). Hoy me puedo reír de esto porque entiendo que, asi como yo me enojé, tambien puede entender que ellos se hayan querido cubrir de medidas como éstas”.

 

Consultado sobre el fallo adverso a la revista Barcelona, que la dejó al borde del cierre, aseguró que sienta un precedente nefasto y habla muy mal de quien no sabe reírse de sí mismo. “Es sátira, nadie puede creer que lo que decimos es completamente en serio, la idea es hacer reír a la gente. Me parece muy peligroso que esto pueda ocurrir porque empieza a limitar la opinión de los artistas, y no está bueno que eso ocurra. Yo recuerdo que hace unos años, la murga Agarrate Catalina, hizo una presentación donde criticaba mucho al José Mujica y él fue a uno de los tablados a ver el espectáculo. Cuando a la salida lo acorraló la prensa para buscar su reacción, él dijo que estaba muy bien, porque la murga está para criticar”. El rubio peronista y el negro comunista se presentarán el 1 y 2 de abril a las 20hs, a la gorra, en el Hotel Bauen.

 

 

urp

  • Facebook
  • Google Plus