Marcha Federal de la Educación

"Pasaron solo 15 meses del gobierno de Cambiemos y con la de hoy, ya vimos expresar en la calle por lo menos dos masivas marchas, más algunas con menor asistencia pero no menos importantes"

Cambiamos

Texto:


Hoy en la Marcha Federal de la Educación llegamos a la Plaza de Mayo, aunque en realidad la multitud era tal que quedamos a dos cuadras de ella. Me acordaba que en los primeros meses de este gobierno nos planteábamos una disyuntiva que era central: hasta donde este gobierno neoliberal iba a avanzar contra las conquistas que tuvimos los trabajadores durante los 12 años del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner. Sólo como un ejemplo válido, de los tantos, es el aumento de la participación de los trabajadores en el PBI, durante esos años. Pero ya que comparamos tanto este, el actual gobierno, con el que llevó a la presidencia a Menem en el año 1989, habrá algunos que me digan que una diferencia sustancial es que el aún patilludo llegó invocando una revolución productiva y salariazo, mientras que Macri solo prometió el “no van a perder lo que tienen”. Ambos mintieron, pero hay una situación que marca la diferencia: pasaron solo 15 meses del gobierno de Cambiemos y con la de hoy, ya vimos expresar en la calle por lo menos dos masivas marchas, más algunas con menor asistencia pero no menos importantes. Lo que importante aquí es la conciencia que obtuvimos y el volumen político de estas marchas, algo que que no se logró de esta manera durante la década menemista. Aunque el numero de trabajadores sindicalizados era mayor que éste que tenemos ahora, claramente no existía un punto de partida semejante al que nos dejó Cristina, y me refiero al volumen político de conciencia, que podemos ver en acción durante esta marchas. Recordemos que recién luego de casi cinco años de gobierno de Menem se da la Marcha Federal, el 6 de julio 1994 para ser más exactos, donde cientos de miles expresaron su descontento a ese modelo de exclusión y miseria, reitero, cinco años después. Podrían decirme que había un grupo de dirigentes gremiales “amigos” de ese gobierno (no quiero expresar la verdadera definición, ustedes sabrán ubicar la que corresponden). Este también los tiene. Ambos, tanto el menemismo como el macrismo, tuvieron un sector grande de dirigentes que le plantaron y le plantan pelea a estos modelos de ajuste (y en breve de represión), pero esta parte de la historia muestra que las cosas cambiaron, que las cambiamos. Cambió, entonces, el punto de partida y desde ahí, de esa posible e incipiente construcción colectiva que parecía dormida o poco necesaria cuando los vientos traían el aroma a derechos sociales conquistados, hoy aflora y se manifiestan contra esta CEOcracia que gobierna para sí misma, para los ricos.

marchadocente2

  • Facebook
  • Google Plus