#ParitariaDocenteNacional

El intento de instalar a la gobernadora María Eugenia Vidal como una Margaret Tatcher local, muestra la intención de Cambiemos de teñir de belicosidad las paritarias de todos los trabajadores.

Clima de Guerra

Texto:


El conflicto docente abrió un nuevo escenario en la polìtica nacional. El calificativo de nuevo está enmarcado dentro de esta etapa iniciada el 10 de diciembre de 2015, o sea desde que Cambiemos ocupa el gobierno. La película es repetida: estamos viendo una remake de etapas que creíamos haber superado, pero parece que no, está claro que no. Lo que sí es novedoso es el marco que la Casa Rosada y la gobernación de la PBA (provincia de Buenos Aires, no confundir con Policía Bonaerense), le dan a la situación. Lo que debería ser solo una discusión paritaria, ha sido instalado como un clima de guerra, donde los representantes gremiales, en este caso de los docentes, son el enemigo a doblegar y vencer. Una huella que Cambiemos quiere imprimir, claro está, como ejercicio disciplinador en el marco general del conflicto que estamos viviendo los trabajadores.

El primer atisbo a esta estrategia fue una editorial del diario El País, de España, donde comparaba a la gobernadora María Eugenia “La Hiena” Vidal con Margaret Thatcher. La Dama De Hierro que gobernó Gran Bretaña un poco más de una década, tiempo en el cual, como todos sabemos, se da la guerra de Malvinas. Este conflicto bélico y su victoria, le propició a la Tatcher un posicionamiento en el escenario político mundial. Recordemos que fueron ella y Ronald Reagan los artífices del cambio de paradigma del sistema capitalista, del productivo al financiero. Darle semejante entidad a Vidal es equivalente a comparar un libro de autoayuda con El Leviathan, de Hobbes. El objetivo torpe y velado de esa editorial era mostrar (¿y desear?) el final del proceso que se dio en el Reino Unido. La Dama de Hierro logró quebrar la lucha sindical que se daba en el marco de las privatizaciones de las empresas públicas. Claro, sin dejar pasar por alto que fue dentro del marco de una guerra, con la cual Thatcher logró el apoyo de la ciudadanía inglesa.

Este clima bélico impuesto por el gobierno de Cambiemos continúa su escalada, y su necesidad de generar este enfrentamiento con los gremios docentes, es una indiscutible muestra de su política frente a los reclamos sindicales futuros. Mauricio Macri publica una foto en su facebook donde muestra una clase con alumnos y el maestro en las ruinas de Hiroshima. Un argumento flojo de papeles, pero que vuelve a remitir a la guerra. El gobierno continúa en su afán de instalar este microclima de violencia, donde un gobierno “débil” sin una base social de sustento, podía tomar el camino más corto para ellos, que es línea histórica de gobiernos de derecha, tanto “democraticos” como dictaduras: el camino de la represión.

  • Facebook
  • Google Plus