#8M

La directora de género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires explicó en el programa de radio de la Revista Hamartia las razones que las convocan al paro internacional de mujeres del próximo miércoles, e identificó como los principales problemas a resolver para la Argentina en este sentido a la mirada sesgada de los medios de comunicación y la aplicación sexista de las leyes por parte del poder judicial.

Vivas nos queremos

Texto:


Entrevista: Julián Andreu y Dulce Mattía.

 

Desde las luchas obreras del siglo XIX nunca un colectivo tan numeroso como el femenino, que representa la mitad de la población mundial, ha debido pasar por semejantes penurias para asegurar sus derechos más básicos. Y así como sucedió con el movimiento de trabajadores organizados, la concientización que produjo la expansión de su lucha, ha dado pié a un rebrote de la violencia en su contra que actualmente se cobra la vida de más de una mujer al día en nuestro país. Desde los micrófonos de No Nos Queda Otra, la directora del departamento de género y abusos sexuales de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires, Graciela Gonzalez; convocó al paro y movilización del próximo miércoles 8 de marzo y corrigió los datos brindados por el presidente en su discurso de apertura del año legislativo. “Esperamos que la marcha sea tan multitudinaria como la del #NIUNAMENOS. Las estadísticas de femicidios empeoran aún con la visibilización que hemos logrado, o tal vez a causa de eso. Macri dijo que muere una mujer cada 37 horas, pero esa información es vieja. En lo que va de este año, es una cada 18 horas”.

 

 

A continuación, González explicó las razones que las llaman a tomar la calle, aseguró que las causas del problema va mucho más allá de la misoginia que muestran algunos hombres, y responsabilizó principalmente a los medios y el poder judicial. “Es muy dificil cambiar el prejuicio de la gente y sobre todo de los que imparten justicia. Por otro lado, los medios se quedan en el estereotipo. El miércoles van a retratar todos el cartel de ni una menos, pero cuando las matan lo primero que preguntan es cómo estaban vestidas o Mirtha Legrand se preocupa por qué habrán hecho para que les peguen. Y no es un problema con los hombres, porque hay muchas mujeres que son las primeras en salir a criticar a cualquiera. La cuestión patriarcal nos afecta a todos por igual y muchas de nosotras son culpables de replicar esto con sus propios hijos. Entonces vamos por eso, por Milagro Sala, por las madres de niños que sufrieron abusos y hoy son maltratadas en la justicia, y por la libertad de tantas chicas que están presas injustamente”.

 

Por último, la psicóloga se preguntó si las pequeñas victorias logradas en el pasado reciente no las habrán empujado a un exceso de confianza que provocó que bajasen los brazos ante una batalla que puede parecer ganada, pero está lejos de terminarse. “Yo creo que cuando logramos coronar la lucha de tantos años con dos leyes que son muy buenas, como las de protección integral a la mujer y a los niños, obtuvimos el cupo femenino avanzando en la igualdad de oportunidades y tuvimos una organización que contaba los femicidios, nos dormimos un poco en los laureles. Pero lo que tiene que haber es un cambio de mentalidad, no sólo en la sociedad, sino fundamentalmente en los medios y en el poder judicial. Hay que meterse más en lo que pasa a nuestro alrededor. Y si una mujer está con un tipo que le haya pegado, aunque no haya sido más que una vez, tiene que correr por su vida, porque eso nunca va a mejorar”.

 

8M2

  • Facebook
  • Google Plus