Curar el parkinson o lavar platos

Científicos argentinos descubrieron que un antibiótico ampliamente comercializado, sirve para proteger las neuronas del avance de la enfermedad de parkinson; dando un nuevo ejemplo de lo que los profesionales formados en el país son capaces de hacer, cuando no los mandan a lavar los platos.

Ciencia argentina de vanguardia

Texto:


 

Un equipo de científicos argentinos, liderado por las doctoras Rosana Cheín del Instituto Insibio, dependiente de la Universidad Nacional de Tucuman y Rita Raisman-Vozari, del Instituto para el Cerebro y la Médula Espinal de París; descubrieron que la doxiciclina, un antibiótico que se utiliza desde hace casi medio siglo, podría ser capaz de reducir la toxicidad de una proteína responsable de inducir y propagar la muerte neuronal en la enfermedad de parkinson. En comunicación con No Nos Queda Otra, la doctora Raisman-Vozari explicó que considera a esta investigación de vital importancia, pero aclaró que no será posible desarrollarla si no continúa el apoyo que recibieron de la gestión anterior. “Hemos probado nuestra hipótesis en animales de laboratorio. Recién ahora estamos en condiciones de estudiarla en humanos, pero sin el apoyo de los organismos de gobierno que financien los ensayos, no será posible”.

 

 

La científica, aseguró que un error accidental de un estudiante los llevó al descubrimiento y enfatizó la importancia de trabajar con medicamentos que ya han pasado todas las barreras y los filtros necesarios para acceder al mercado. “Inicialmente fue fortuito. Un estudiante equivocó la alimentación de los ratones y, cuando quiso administrarle la toxina que utilizamos para simular el parkinson, descubrimos que sus células se habían vuelto resistentes a la enfermedad. Lo que quiero recalcar es que realmente es un descubrimiento importante, porque hoy reposicionar moléculas que ya están en el mercado, o incluso ya son genéricas y muy baratas, para las que ya se probó toda posible toxicidad y se le hicieron todos los estudios; haría que lograr a un tratamiento en los pacientes se pueda hacer mucho más rápido. La industria farmacéutica, para sacar una nueva molécula al mercado, necesita 15 años desde su descubrimiento hasta su comercialización. Todo ese trabajo previo en estudios ya está hecho, por lo que sólo nos resta confirmar nuestra hipótesis”.

 

Por último, Raisman-Vozari reveló que el parkinson es una enfermedad multifactorial, de la que aún se desconocen las causas y que el nuevo tratamiento, sería efectivo solamente si es aplicado de forma temprana. Asimismo, reconoció el apoyo recibido durante la última década y reclamó que se mantenga durante la actual gestión. “Yo me fui de Tucuman hace 40 años, cuando la provincia ardía y hacer investigaciones era un sueño. Y debo recalcar que tuvimos mucho apoyo del gobierno anterior, a través de dos becas Houssay, que es la más importante que da la Argentina para formar a sus mejores investigadores. Y fué también la primera vez que, gracias a la gestión kirchnerista, pudieron ir tantos tucumanos a formarse con nosotros. Algo nunca antes visto, porque por lo general la investigación se centra en Buenos Aires, o como máximo Córdoba y Rosario”.

 

raisman-vozari

  • Facebook
  • Google Plus