Inundación en Pergamino

Ante las pronunciadas lluvias que anegaron la ciudad bonaerense de Pergamino, el equipo del programa de radio de Revista Hamartia dialogó con un periodista local que denunció que el municipio se limitó a distribuir botellas de soda vencidas hace más de un año y medio; y la gobernadora recorrió la zona por menos de una hora sin dignarse a hablar con la prensa, al tiempo que recortaba en un 90% el presupuesto solicitado para prevenir futuras inundaciones.

Cuando baja el agua, suben los problemas

Texto:


Entrevista: Julián Saud y Juan Carlos Romero López.

 

La ciudad de Pergamino sufrió en los últimos días una inundación récord producto de la caída de una cantidad inusitada de agua en pocas horas. Ante la paulatina desaparición del tema en la agenda informativa de los grandes medios a causa de la disminución del nivel del agua, el equipo de No Nos Queda Otra consultó a Guillermo García, un periodista oriundo de la ciudad bonaerense que denunció que las autoridades municipales fueron alertadas con anticipación de lo que iba a suceder, pero aún así no tomaron recaudo alguno. “Aquí hubo un alerta meteorológico el viernes 23 al mediodía. Podemos coincidir en que no hay forma de prepararse para esa cantidad de agua en tan poco tiempo, pero sí podrían haber articulado los medios para mitigar el impacto en la gente y no hicieron nada”.

 

De acuerdo a la información brindada por el periodista, el nivel del arroyo empezó a descender el pasado día lunes, permitiendo un gradual retorno de los habitantes a sus hogares. Aunque en los barrios más comprometidos, aún hay entre 5 y 8 centímetros de agua dentro de las viviendas. Por otro lado, el calvario de las familias afectadas no se termina con la vuelta a sus casas; sino que eso marca el comienzo del problema de hacer frente a la pérdida de todos sus bienes y la aparición de riesgos sanitarios. “Uno recorre los centros de evacuados y ayer todavía se veía gente en las camas llorando. Pergamino sufrió en los últimos veinte año cuatro inundaciones, por lo que algunos ya tienen la experiencia de perderlo todo; pero los que pasan por esta situación por primera vez tenían la esperanza de volver a su casa y encontrar algo, por lo que el shock para ellos fue muy grande”.

 

García aseguró que las mayores quejas sobre el manejo de la crisis por parte del gobierno municipal pasan por la falta de previsión, ya que habían sido alertados sobre el peligro con más de un día de anticipación, pese a lo cual, las acciones tendientes a mitigar los daños fueron nulas. Asimismo, señaló que pese a que no es la primera vez que la ciudad queda sumergida, lo que sí resulta inédito es la represión a los vecinos. El periodista afirmó también que hay muchos barrios que aún se encuentran sin suministro eléctrico y que el aumento en el nivel de las napas, esta llevando el agua a lugares que no se habían inundado aún y que hay un gran temor en la población ya que el Servicio Meteorológico Nacional emitió un nuevo alerta de lluvias fuertes, esta vez para el domingo primero de enero.

 

Por último, el periodista subrayó que el apoyo brindado desde la gobernación oscila entre escaso y nulo. Y puso como ejemplo el reparto de agua potable que desarrollaron el día de hoy, en el que los vecinos descubrieron que se trataba de botellas de soda que se encontraban vencidas desde julio de 2015. Antes de despedirse, reveló que se solicitaron 541 millones de pesos para solucionar el riesgo de inundación en los 15 barrios más cercanos al arroyo, pero el gobierno de La Plata decidió destinar solamente 41 millones, menos del 10%. “Ante esta crisis, Vidal recorrió el pueblo por menos de una hora y no hablo con la prensa sino que emitieron un comunicado al dia siguiente. Está claro que no hay respuestas para nosotros”.

 

  • Facebook
  • Google Plus