YO NO MIENTO en el Encuentro Nacional de Mujeres

Generar "acuerdos más sólidos entre las organizaciones de mujeres sin caer en las trampas del sistema patriarcal, heteronormativo y binario que enfrenta hombres vs mujeres"

Mujeres, Poder y Política

Texto:
Ilustración: Maite Larumbe


Ni todas las balas de gomas que tiraron, ni toda la prensa de derecha que alistó sus cámaras para captar cuadro a cuadro lo que iba a pasar, ni todo comentario estigmatizando al feminismo,  ni todo comunicado que salió a culpabilizar mujeres puede demonizar y tapar que miles llegaron a Rosario para vivir el 31 Encuentro Nacional de las Mujeres.

encuentro2016

Abrieron de un portazo y a profundos bramidos las aulas de los talleres  se iban desdoblando en diferentes comisiones dada la oleada con ganas de sentarse a discutir política como mujeres. Se ocupaban todas las aulas de las escuelas, los patios y los pasillos. La oferta cultural se desplegó en los auditorios, las salas y las plazas. Por todos lados estaban todas, ahí haciéndose ver, escuchar y sentir con sus performances, sonidos y colores. La murga Baila, la Chola hizo sacudir los cuerpos, bajó línea y agito el baile con el auditorio repleto, a los saltos se bailó con Kumbia Queers, el grupo de teatro de Las Margaritas dejo boquiabierto a todo el público en la plaza, los puestos en la Plaza San Martín estaban repletos de artesanías, ropa, chucherías, libros y el más variopinto merchandising  feminista.

Micaela, llegó al encuentro por segunda vez, participó del taller Mujeres Poder y Política “Se reflexionó sobre el rol de la mujer como conductora de la política territorial sobre todo acerca de las dificultades para que los varones reconozcan como referencia a una mujer, inclusive cuando es indiscutible su lugar ganado por traicionar la política real en los barrios”. Mariana, dice que sintió como un shock de energía en el cuerpo “siempre te llevas un correo, anotas algo, escuchas a otras que cuentan lo que pasa en su organización y se ofrece para armar algo parecido en cualquier lugar del país, es increíble”, Lujan y Cinthia llegaron juntas con una cámara a atrapar momentos, a captar miradas “Llegamos a terminar la última parte de una propuesta de investigación entre amigas, compañeras, entre abrazos nos encontramos”

chabombas

La marcha

Cuando todavía se sentía el calor de la tarde empezó la marcha, miles de mujeres recorrieron las calles de la ciudad con las banderas de sus organizaciones, las wipalas y la del orgullo gay, todas flameando juntas. Con escoba, pelucas, bombos y redoblantes el calor se fue sintiendo y ritmo iba subiendo el tono  “Alerta, alerta, alerta que camina, mujeres feministas por América latina”, “Mujer escucha únete a la lucha, mujer que se organiza, no plancha más camisa”, “Si el Papa fuera mujer el aborto sería ley, basta de patriarcado y que nos digan lo que hay que hacer, aborto libre y gratuito y que lo decida la mujer.” Los carteles se amontonaban bajo las consignas “Ni una trabajadora menos, no a los despidos, No a la criminalización de las líderes populares, Libertad a Milagro Sala, Igual salario por trabajo de igual valor, Reapertura de paritaria, Paridad en la representación sindical, Responsabilidades familiares compartidas y políticas de cuidado, Educación sexual integral, Cupo laboral trans, Aborto legal seguro y gratuito”  miles de pañuelos verdes de la campaña nacional por el aborto recorrieron casi cuarenta cuadras. Los grafitis repudiaron el ajuste, la violencia y el desmantelamiento de las redes de trata. La gente se iba asomando por los balcones, se paraban en las esquinas para mirar, aplaudir, mientras sonaba “Olé, Oleee, olé, olaaa para Milagrooo, la Liberta para Morales el repudio popular, Olé, olé, olé, olaa…”

El punto de llegada acordado por la organización era el Monumento Histórico Nacional a la Bandera, pero una cuadra antes una parte de la marcha se paralizó entre el Palacio Municipal y la Catedral Basílica Santuario “Nuestra Señora Del Rosario”.  En la primera línea mujeres ponían el cuerpo,  más atrás les llegaba el silencio, el miedo y el aviso de que la policía estaba preparada con toda la artillería para tirar, los fotógrafos  José Granata de Telam y Johana de la Garganta Poderosa  fueron de los que recibieron impactos de bala de goma en su cara y en el cuerpo, los gases no dejaban ver y ahogaban la respiración de las mujeres. De un lado estaba la iglesia, los machirulos y la policía, en el medio de la calle la barricada.

iglesia

La prensa giraba sus cámaras de lado a lado, sin embargo en la batalla mediática quedaron diluidos algunos logros del movimiento de mujeres de los últimos años: La organización que se dan las socorristas que acompañan a mujeres pre y post aborto, el homenaje que tubo  Lohana Berkins y a Diana Sacayán,  el grito unísono para que dejen de matar mujeres, por el solo hecho de ser mujeres,  los repiques entre el abolicionismo militado por cierta parte del feminismo y el reglamentarismo que sentó su postura en los talleres sobre Trabajo Sexual que como el  de Mujeres y Cannabis tuvieron lugar por primera vez en el ENM.

Las estrategias

El escrache es parte de cada encuentro, es una forma de visibilización potente que usa el movimiento para denunciar y es la manera para instalarse en la retina de la sociedad, por eso es útil y se revalida como estrategia. El movimiento siempre suma más y más organización y diversidad y piensa nuevas maneras para que cada vez seamos más defendiendo las calles.

Pensar estrategias es clave, teniendo presente que los feminismos deben llevar adelante los cambios más importantes para la sociedad, por lo que hay que seguir demostrando la enorme capacidad política del movimiento de mujeres, continuar  profundizando estrategias de sonoridad  y de cuidado, generando  acuerdos más sólidos entre las organizaciones de mujeres sin caer en las trampas del sistema patriarcal, heteronormativo y binario que enfrenta “hombres vs mujeres”, teniendo presente el amplio arco político ideológico, realizando una crítica pública sobre las prácticas y las estrategias para discutir política para tejer alianzas que llenen de contenidos las luchas, y que visibilicen la agenda para que acceder a la igualdad de género sea más que un bello eslogan.

Un año más y contra todo pronóstico, porque la revolución es así y las mujeres construimos,  peleamos y tejemos de a poco, desde abajo,  pero cuando llegamos abrazamos y nos encontramos como mujeres contra la pobreza que tira para abajo, la falta de interés de muchas dirigentes que creen que negándonos están más cerca de una banca, por ellas,  por todas,  por sobre nuestros miedos “Les hicimos el encuentro”.

Llegó la Campaña YO NO MIENTO

13835992_657024924472996_12639967_o

“La Campaña contra el Abuso Sexual Infantil inició un recorrido importante este año, la investigación dio pié a su lanzamiento y a poner en lugares claves la discusión, aún falta. Por eso nos organizamos para llegar y compartir” Plantamos bandera en las rejas de la facultad de derecho pidiendo justicia, a mitad de cuadra sobre Dorrego, quedó la mantita alineada en el piso con las demás: presentamos la investigación en el taller de que sustentó la campaña en el taller de Acceso a la Justicia, entregamos cada uno de los volantes, los calcos con las imágenes que le dan identidad a la campaña, escrachamos, compartimos, conocimos a otras! “Nos fuimos cansadas pero con ganas y decididas a estar en Chaco en 2017 para seguir llenando de contenido, alegría y lucha. Para que la justicia deje de sobreseer abusadores, deje de revictimizar y para que cada vez sean más quienes nos acompañen”.

  • Facebook
  • Google Plus