“La guerra hoy es mediática y el desafío es hacer que te escuchen”

Fontova acuerda con la ex-presidenta en que la salida pasa por armar “un frente ciudadano, donde no hagan falta los liderazgos”.

“Un negrito quilombero”

Texto:


Nos recibe en la puerta de su casa en villa crespo, desde donde azuza políticamente a parte de la hinchada de Atlanta que se reúne ahí cerca. Horacio Fontova nos invita a transitar un pasillo lleno de plantas hasta la entrada de su departamento. Y respaldado por su “amor, cómplice y todo”, Gabriela; nos abre la puerta de su vida para una entrevista que podrán encontrar en las páginas del próximo número de Hamartia y que aquí, te adelantamos. Músico, humorista, dibujante, actor, clown y escritor; más que hombre orquesta, el Negro, es un homo cultural.

img-20160926-wa0019

Se reconoce “Cristinista a muerte” y cree que hoy se fomenta el odio esperando un rebrote de la violencia política, por lo que cree clave que “todas las respuestas tienen que ser creativas, distrayendo pero sin irse de tema”. Reflexiona que el tarifazo y el aumento del costo de vida son pantallas tras las que esconden reformas más profundas que condicionarán la vida a futuro en el país y acuerda con la ex-presidenta en que la salida pasa por armar “un frente ciudadano, donde no hagan falta los liderazgos”.

Dicen que por las compañías de uno puede saberse sobre su personalidad, y en esto el Negro también es prodigioso. Néstor y Cristina Kirchner, el flaco Spinetta, Diego Capusotto y Jorge Guinzburg (alias Don Shonson), son algunos de los personajes que irán apareciendo a través de anécdotas con las que repasará su polifacética carrera. “Una vez tocamos en el salón blanco y me invitan a ver a Néstor. Yo me senté en el sillón presidencial y él estaba detrás para la foto. Entonces le pregunté si no le daba ‘cosa’ por la gente que había pasado por ese lugar. ‘Y, a veces pica el ojete’, me dijo”.

img-20160926-wa0016

La edad no hace mella en el negro Fontova. Con 70 años a cuestas, pero luciendo muchos menos; divide su tiempo entre distintos proyectos con un denominador común, la música. Se encuentra grabando en la esquina de su casa, en un estudio que supo albergar las voces de Mercedes Sosa, Peteco Carabajal y Luis Salinas, entre otros; una antología de folclore que, con 38 temas, no para de crecer. “Cada vez que quiero empezar a hacer la mezcla, aparece con 7 temas más”, acota Gabi. Todos los jueves de octubre se presentará en el Club Atlético Fernández Fierro en el marco de un ciclo llamado “Noches negras” y sube también al escenario en Boris Club, con un espectáculo musical que recorre sus amoríos en un hotel de París durante el exilio. “La guerra hoy es mediática y el desafío es hacer que te escuchen”.

  • Facebook
  • Google Plus