"Fui" de César Brie

Es por medio del cuerpo del actor encarnando, que es posible vislumbrar algo más que narración y acontecimiento. La vida ante los ojos de quien especta se vuelve sensiblemente más intensa, y a la vez efímera.

Extraña alquimia

Texto:



brie

 

“Extraña alquimia
mentir honestamente
mostrar el corazón a través de la ficción y la poesía.”

 

FUI es un unipersonal cuyo texto, interpretación y dirección están a cargo de César Brie. En un espacio íntimo y despojado -al que las butacas se integran pareciendo esperar a los testigos de confianza para mostrar un secreto personal- el territorio ficcional sirve de soporte para que la verosimilitud de la ficción se haga cuerpo, para llevarnos a lo más primario de nuestra relación con el teatro. Es por medio del cuerpo del actor encarnando, que es posible vislumbrar algo más que narración y acontecimiento. La vida ante los ojos de quien especta se vuelve sensiblemente más intensa, y a la vez efímera. Conciente de su fugacidad, el personaje atraviesa sus encrucijadas en diálogo abierto con lo fantasmal. El espectador deja atrás su inocencia, su templanza, su ritmo, para subirse a este viaje, en el que cada tripulante se integra y no pierde de vista a los otros, aquellos que son también parte de una experiencia formal en el pleno sentido existencial.

A partir de sucesos paradigmáticos de la vida personal del autor (como la relación con su madre, su padre, sus hermanos, incluso la relación con la mirada de los críticos sobre su obra, sobre su apellido) puede leerse esta obra en código de manifiesto “FUI”:

Soy conciente de lo que he pasado, de lo que he elegido
he vivido todas estas emociones, este fui yo.

El personaje César Brie camina por el borde de estos sucesos a través de la rememoración. El César Brie de la obra presenta al César Brie en persona, quien a su vez muestra los hilos de su personaje. Uno de los primeros objetos con los que entra en contacto el intérprete es una mamushka. ¿Qué es lo que hay adentro de cada persona y de todo personaje? Cuando se atreve a cruzar las puertas con valentía, la cuenta parece ser infinita.

 

(10. Nominar)

Existen principios
a los cuales cada buen actor les da un nombre
según su sensibilidad y su cultura.
Los puede nombrar porque los ha descubierto en su propia carne.
Trabaja, esculpe con paciencia
solo así puede llegar a nombrarlos conscientemente.
Un nombre es el espejo que nos muestra
aquello que significa dentro de nosotros, eso es lo que nominamos.
Como el hijo cuyo nombre es único.

 

En FUI el rol del niño es fundamental; es el adulto quien sale en su búsqueda, para llevar en andas a ese niño interior con su pudor, con su deseo, con su imaginación, con su sinceridad, y que es un interrogante y fortaleza. “Cada uno puede volver del exilio y abrir la puerta de su casa, cada uno decide si se queda o no se queda ciego frente a la luz de la anunciación”, precisa la invitación.

 

* Los textos en cursiva pertenecen a “Reflexión lírica-práctica sobre el actor” de César Brie.

 


 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA
Texto: César Brie
Intérpretes: César Brie
Vestuario: Giancarlo Gentilucci
Escenografía: Giancarlo Gentilucci
Diseño de luces: Daniela Vespa
Música: Pablo Brie
Fotografía: Paolo Porto
Asistencia de dirección:Marco Rizzo
Producción: Arti E Spettacolo, Banfield Teatro Ensemble, César Brie, Larisa Rivarola
Dirección: César Brie

 

INFORMACIÓN:

Santos 4040
Santos Dumont 4040 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Web: https://www.facebook.com/santos4040
Entrada: $ 180,00 / $ 150,00 – Domingo – 20:30 hs – Hasta el 23/10/2016

  • Facebook
  • Google Plus