Editorial #NoNosQuedaOtra -9 de Mayo de 2016

Así son los perversos. Los vampiros amarillos. Andan por la noche peronista ofreciendo una noche eterna, una que cuando se venga, ya no habrá vuelta atrás.

Los vampiros amarillos

Texto:
Ilustración: Maite Larumbe


Escuchá el Editorial Completo

Fragmento del editorial del lunes 9 de mayo de 2016

Mañana se cumplen 5 meses desde que Macri llegó, en short, a la Casa Rosada. A lo largo de estos meses, hemos denunciado semana a semana el modus operandi del macrismo. Pero hoy, quiero volver a rescatar aquello que dijimos acerca de la perversión. El agresor se victimiza, culpando a la víctima. Anticipa su delito proyectándolo en el otro, acusando a la víctima del delito propio que está procreando. Porque así actúan los pro-perversos, los pro clarín. Aseguran un próspero semestre por venir mientras las calles se vuelven polvorientas. Los tachos de basura vuelven a cotizar en la industria de la pobreza. Los jubilados juegan a la ruleta rusa en los hospitales y un simple resfrío puede llevarse una vida sin invertir siquiera en una gripe. 150 mil nuevos despidos. Basta de dejarnos engañar por la matemática. La aritmética del neoliberalismo es igual a la de los supermercados: Te hacen creer que comprás 2 y pagás uno. Pero en realidad, pagás dos y comprás uno. El beneficio de la oferta no está hecho para el consumidor. El consumidor es aquí la verdadera víctima. Apenas un pequeño tornillo en el engranaje del capital financiero. Un tornillo, débil, solitario. En la punta de una viga. Flexible. Tan flexible como la flexibilización laboral, como el nuevo empleo joven de Mauricio Of Shore Macri.

El despedido no sólo pierde el trabajo. En el peor de los casos una puede salir despedido, del vientre materno, por ejemplo. Pero en ese caso, existe un verdadero cambio. Salimos de la panza y entramos a la panza del mundo, que es insaciable y tiene hambre. Al tipo que lo echan del laburo  lo despiden de sus proyectos, de sus sueños, lo despiden del derecho a darle una vida a sus hijos. Los despiden de la cultura, los estigmatizan. Son apenas ñoquis. Están hechos a base de papa y son baratos. Siempre y cuando tengan la máquina para hacer los ñoquis. Y la tienen y también tienen Papel Prensa y la prensa. Con la prensa compresora te estampan el cartel, te nombran, te condenan a sentirte verdaderamente despedido. Despedido de muchas cosas más que un trabajo. Despedido como un sorete. Y no es una aberración escatológica. Es una agresión. Te están cagando. Eso que despiden sos vos para ellos: una mierda. Un ñoqui militante que roba y es amigo de Lázaro Báez.  El despedido es despedido de su condición de trabajador. Porque el trabajo que hace es inútil. No le sirve al cambio. El cambio necesita tu sangre. El cambio era que votamos a los vampiros. Que lo que empezó siendo una amable y muy inteligente forma de pedirle a la sociedad que le done sangre a Gabriela Micheti era en realidad una forma de robártela. Ahora saben quién sos. Tienen tu tipo de sangre y factor. Saben exactamente en dónde encontrar lo que buscan cuando el sol cae y la ausencia de sangre los amenaza de muerte. Si no comen de tu sangre, se mueren. ¡Cómo fuimos tan boludos!, ¿cómo no nos dimos cuenta al momento de poner el sobre en la urna? Si estaban ahí los periodistas independientes, con la jeringa en la mano, esperando que entraras al cuarto oscuro para chuparte la sangre. Y vos le creíste. ¿Qué tenía de malo cambiar? 12 años era mucho para un gobierno nacional y popular. Dejaste que te muerda la perversión, le diste la sangre pensando que se la iban a devolver a la sociedad, a nuestros viejos, a los que necesitan sangre de su sangre para superar los momentos difíciles, las enfermedades, las operaciones. Es que esas arterias están tapadas. Mucho pucho. Mucha televisión. Mucho tiempo al pedo. Es que te creíste que este hijo de puta estaba pensando en vos, como dicen los carteles. Y te lo creíste porque algo de todo eso te tocaba un poco la fantasía. Sombrilla amarilla. Playa. Mucha Playa. Sol. Lluvia de dólares. 145 estaciones nuevas de subte. Reducción de la corrupción y aumento de la seguridad. Pobreza cero. Messi campeón del mundo en 2018. Policías al estilo robocop. Jueces independientes. Empresarios sensibles que generan trabajo en serio. Fin de la crisis energética. Boca 16 veces campeona de la copa libertadores. Dejamos el pasado atrás. Miramos hacia el futuro. El paraíso amarillo nos mira de frente. Los estudios de Hollywood llegaron a la ciudad de Buenos Aires hace más de ocho años.  Los mejores estudios de grabación en Latinoamérica. La ciudad está atestada de obras públicas. Que nunca son, que nunca terminan de ser. Pero la película la ves todos los días. Efectivamente está lleno de cascos amarillos que hacen pozos y ponen vallas. Pero los cambios nunca llegan a notarse. Porque ya está por venir. Como en el subte que las escaleras mecánicas están siempre en reparación. Es la revolución permanente de la alegría. Es tan permanente que no existe en el presente. Su tiempo natural es el futuro y siempre está por llegar. Como los 10 kilómetros nuevos de subte, como el fin de la inflación, como la lluvia de dólares, como la pobreza cero.

El desocupado, es despedido de la clase media. O de la clase media baja. O de la clase baja. Es despedido de su salud, del derecho a satisfacer sus necesidades básicas, de una cobertura médica, del derecho a las vacaciones, del derecho a una vivienda, del derecho de los niños a recibir lo mínimo para poder crecer. ¿Te diste cuenta cómo se nota? La calle volvió a poner en alquiler varios espacios que estaban deshabitados. Esquinas con techos amplios. Umbrales acolchonados. Agua potable. Hay mucha más gente viviendo en la calle. Y pasaron 5 meses nada más. Nada más. El desocupado perdió su trabajo, lo echaron. Pero el culpable es él. Era un inútil. El perverso anticipa su delito proyectándolo en su víctima. Lo echa y lo culpa. Ahora el agresor es el desocupado. Y la víctima un pobre estado que ha sido profanado por un conjunto de montoneros con vagina.

Nos metieron Lázaro Baéz por todos los agujeros. Porque así funciona el cambio. Te perforan hasta la médula con un tema. Uno sabe que es Clarín, que ellos son los que construyen un relato, una fábula, que son un laboratorio de desestabilización. Uno sabe que Clarín representa a la oligarquía. Sabe que miente. Que todo el tiempo miente. Pero llega un punto en el que ya no podés no darle bola. Porque te interpela el vecino, el panadero, el carnicero y tu vieja, que te llama por teléfono y te dice, che cómo robó este tipo. Y resulta que el socio de Báez no era Cristina sino Calcaterra, el primo de Macri.  ¿Te das cuenta? Otra vez: El que chorea es Macri pero la que tiene que ir presa es Cristina. Así funcionan estos tipos. Te piden que por favor le dones sangre para la abuelita y vos te sentís culpable. Y vas y le das el brazo para que te saquen sangre. Y después cuando te muerden el cuello, dicen que fuiste vos el que pusiste el brazo para donar sangre. Lo hizo con consentimiento. Vos te dejaste sacar sangre. Así son los perversos. Los vampiros amarillos. Andan por la noche peronista ofreciendo una noche eterna, una que cuando se venga, ya no habrá vuelta atrás.

5 meses desde que Mauricio Of Shore Macri y Juliana Trabajo Esclavo Awada llegaron a la residencia de Olivos. Los efectos son contundentes. En menos de 150 días, generó millones de pobres, echó a 150 mil personas, le pagó a los Fondos Buitres para perpetuar la deuda, le sacó todos los impuestos a la oligarquía y le transfirió millones y millones de dólares a las mismas empresas de siempre, aplastó la Ley de Medios, la metió presa a Milagro Sala, la hizo pasear a Cristina por Tribunales, aunque en eso no sé si le fue muy bien. ¡5 Meses! Un ingeniero de la destrucción. Hay que reconocerlo. Un doctor en vaciamiento. Un martillero público de la propiedad pública. Un hijo de puta.

En vivo de lunes a viernes de 11 a 13 hs.

WWW.RADIOREBELDE.COM.AR

AM740-3

Aplicación para Android

También disponible para iOS

  • Facebook
  • Google Plus