Amancay Diana Sacayán

La militante transgénero Amancay Diana Sacayán fue asesinada esta semana. #NoNosQuedaOtra dialogó con Lucía Manusovich sobre la lucha y vida de una referente incansable de los Derechos Humanos.

¡Basta de Travesticidios! Dejen de matarnos

Texto:


Escuchá la nota exclusiva de No Nos Queda Otra

La transfobia heterosexista, y vaya a saber qué intereses nefastos, nos arrancaron a Amancay Diana Sacayán, militante incansable por los derechos de las personas trans, travestis, transgénero. Luchadora acérrima en causas ganadas como la derogación de los edictos policiales en los noventa, la redacción e impulso de la Ley de Identidad de Género, y la reciente Ley de Cupo Trans en la Provincia de Buenos Aires, entre otras reivindicaciones.

Fue encontrada asesinada en su departamento de Flores el día martes. El travesticidio de Sacayán, es el tercero en lo que va del mes, y se nos hiela la sangre. Un indescriptible sabor amargo sacude a sus amigxs, compañerxs, militantes, y a quienes luchan día a día por la defensa de los Derechos Humanos. Además de este fatídico hecho, nueve femicidios ocurrieron en esta semana, la semana del Encuentro de Mujeres.

Diana, Tucumana de origen, residente de La Matanza, era la secretaria de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA) y militaba en el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL). Sacayán se postuló en 2012 como candidata a ocupar la Defensoría del Pueblo de La Matanza. Trabajó en el Inadi, en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, colaboró en el suplemento Soy (Página/12) y formó parte de la revista El Teje, la primera publicación travesti en América Latina.

Diana había realizado reiteradas denuncias contra la Policía Metropolitana por torturas y privación ilegítima de la libertad. Había defendido compañeras, puesto el cuerpo a todo tipo de agresiones provenientes, principalmente, de las fuerzas públicas de seguridad.

Su mayor lucha, su gran legado, fue pelear por dejarles a los niños y niñas trans una vida mejor. Pero amigxs y compañerxs queremos su legado en vida. Queremos seguir luchando codo a codo con ella. Queremos a Diana viva. Queremos justicia. Queremos que dejen de matarnos.

ARCHI_2862141200x771

Texto: Lucía Manusovich

  • Facebook
  • Google Plus