La Pilastra de Arturro

La Pilastra de Arturro otra vez dio en el clavo. Una vez más con su lengua filosa recorta la realidad, la deglute y nos escupe sus verdades. PORNO no decir paja intelectual, es el titulo de esta nueva emisión del discurso arturriano.

PORNO decir paja intelectual

Texto:
Ilustración: Leandro Gillig


La Pilastra de Arturro otra vez dio en el clavo. Una vez más con su lengua filosa recorta la realidad, la deglute y nos escupe sus verdades. PORNO no decir paja intelectual, es el titulo de esta nueva emisión del discurso arturriano. Aqui podrán econtrar un análisis pormenorizado del consumo de pornografía actual y cómo esto nos atornilla la cabeza a las pantallas, que son en definitiva el medio por el cual nos cogen. Ya no es simplemente un juego de fantasias, el culo es el nuevo estandarte, es el mensaje del medio.

 

EL REY ARTURRO

 

Mi nombre es Arturro Puig. Ayer prendí la televisión a las tres de la tarde y lo primero que vi, fue un culo. No es que me haya molestado, de hecho me sacó una sonrisa. Me dije, la puta qué flor de teoje. Pero enseguida me pregunté: ¿por qué todo lo que no tiene culo no funciona? Si camina es porque tiene culo, si no se estanca, no sirve, nadie lo ve. No hay nada más arriesgado que invertir en cualquier cosa que no tenga culo. En mi idioma, tener culo es tener algo de suerte. Pero en realidad, tener culo es asegurarse la atención. No es que pretenda descular la filosofía de la suerte, pero se me hace que, al menos económicamente, los que siempre la tienen, cuentan con la abundancia del culo.

  • El usuario promedio de internet recibe unos 4,5 mails pornográficos por día.
  • La edad promedio de inicio a la exposición a la pornografía es de 11 años.
  • Cada segundo, más de 3 millones de personas visitan un sitio pornográfico en internet.
  • Cada 39 minutos, un nuevo video porno se crea en los Estados Unidos.
  • La palabra SEX (sexo) es la palabra más buscada en todos los motores de búsqueda de internet y es la palabra clave en 414 millones de sitios.

No voy a negar que de vez en cuando me casco. Sí, me juego un solitario. Me hago una puñeta, me sacudo el gomero un poco. Pero eso es una necesidad de la naturaleza, como comer por ejemplo. Es sabido que en estas sociedades uno no siempre tiene para comer. Va más allá de los carozos, los huesitos, los chongos o las puertas con manija. A lo que hay que tenerle miedo es al pajero/a, no a la paja. Milité muchos años junto al Gordo Remolacha, un dirigente del cuarto piso de un edifico a dos cuadras de Congreso, con suficiente altura política como para analizar coyunturas en pos de la creación de poder popular y potencia electoral. No es fácil ser elegido por el otro. Uno no nace con cabeza de pantalla, pero sí poniéndola frente a ella. Poniéndola. Digo esto y enseguida asocio: el 80% de los usuarios de internet ve porno. ¿Qué es lo que realmente se pone o se saca el usuario cuando consume pornografía?

Los datos hablan por sí solos. Muchos de nosotros estamos a merced de la pornografía. Se trata de un fenómeno similar al menemismo y, sólo a exigencia de ser contemporáneos, al macrismo. Siempre son más del 40% pero nadie los votó. Aquí sucede algo similar, nadie ve pornografía…

  • Por día, 68 millones de personas buscan pornografía en Internet. Un 28% son mujeres y un 72% hombres.
  • Hay 100 mil sitios que ofrecen pornografía infantil ilegal.
  • Más del 50% de los pornoadictos han perdido interés en las relaciones sexuales.

Lo que preocupa va mucho más allá de la exposición ante nuestros hijos, ante cualquier alma débil y erguida. Ni siquiera le temo a la perversidad, a la zoofilia, a la pornografía infantil aunque luche con firmeza, día a día, contra todo eso. Lo que va en camino hacia lo irreversible es la solapada y sopapeada insistencia por imponer la oferta sexual. Y que por ella pasan los caños de la identidad, del placer en sí mismo, del aquí, ahora, ya y después un café. Resulta que la adicción es al mundo virtual y en ese mundo, como en muchos, también mandan los culos. Soy Arturro Puig y la verdad que como periodista, me va para el culo pero les puedo decir que la guerra fría se ganó con pantallas, no con misiles.

 

Texto: Damián Cots

Voz: Leonardo Fabrizzi

Técnico de Grabación: Astor Vitali

Edición: Julián Saud

  • Facebook
  • Google Plus