"A la AMIA y la DAIA no les importa la verdad”

“Nisman es un héroe de barro, que en la primera lluvia se va desarmando.”

Causa Amia | Entrevista a Sergio Burstein

Texto:


Sergio Burstein es referente de la “Asociación 18J de Sobrevivientes, Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA”. En esta entrevista, relata los altibajos de su relación con Alberto Nisman y por qué la agrupación se sintió traicionada por el Fiscal. Burstein critica el accionar de la DAIA y la AMIA cuyo único interés, señala, “es que no se lleve adelante el juicio” por encubrimiento. Además, destaca que la causa AMIA pasó a ser un asunto de Estado con la llegada de Néstor Kirchner a la Presidencia.


burstein - ph Juan Vargas-NA¿Qué pensás de la acusación de Nisman a la Presidenta?
Alberto (Nisman) consiguió un montón de información a partir de las escuchas del famoso Kalil. Desde ese lugar, se armó de una serie de conversaciones y Alberto no tuvo mejor idea que pedir la indagatoria de la Presidenta de la Nación. Es tan absurdo lo que hizo que en principio Servini de Cubría no le dio curso en el mes de feria por falta de pruebas. Ariel Lijo volvió de sus vacaciones recién cuando murió Nisman, si no no volvía. Cuando la rebota Lijo, porque entendió que no correspondía que se la den directamente a él sino que vaya a sorteo, cae a Rafecas, quien la estudió y dijo “Acá no hay delito”. Nuestro enojo es porque Nisman quemó a Kalil, que tenía relación directa con Mosher Rabani. Se puso sobre aviso a muchos sospechados de que se los sigue escuchando. En el afán de hacer una denuncia absolutamente política, nada que ver con lo jurídico, quemó una serie de información en la investigación del atentado a la AMIA y eso es imperdonable. Como es imperdonable utilizar el atentado a la AMIA para pasar darle un abrazo de oso a su socio, compañero de ruta, mentor e informador que es Jaime Stiuso, al ser separado de la SIDE.

¿A vos esto te toma de sorpresa o lo esperabas?
No, esa es la traición de Alberto, no habernos dicho nada. Yo con Alberto tenía hasta hace un año tenía una relación permanente y muy frecuente. Todo empieza con confianza, apostamos que podía ser. Y después fue pasando el tiempo y así como él se fue acostumbrando a dejar de ser fiscal para operar como un agente de la SIDE, nosotros también nos fuimos acostumbrando a Alberto Nisman. Nos engañó cuando dijo que no iba a ser parte de la inconstitucionalidad del Memorándum, o que lo estaba pensando muy seriamente. A los pocos días presentó un escrito que le llevó más que un buen tiempo elaborarlo, quiere decir que nos engañó. Nosotros muy enojados ya no volvimos a reunirnos con él. Jamás hubiera pensado que iba a pasar lo que pasó. Yo estaba esperando que pasara ese día lunes (de la presentación de la denuncia en el Congreso) para decirle que iba a presentar una moción de orden dentro de la agrupación para presentar en la Procuración. Iba a pedir que lo separaran a Nisman inmediatamente de la causa AMIA porque ya era imposible poder soportarlo.

¿Cuándo comenzó eso que vos definís como que “empezó a ser un fiscal de la SIDE”?
Mucho antes del Memorándum. Lo único que buscaba era seguir estando en el cargo, nos daba falsas expectativas respecto de las pistas que según él iban a develar alguna cuestión que necesitábamos saber, que aportara a la causa, y esto jamás ocurrió. Esto lleva diez años, nosotros como todas las querellas presentábamos escritos y pedíamos investigaciones. Nunca nos pudo dar respuestas a lo que nosotros pedíamos. En ese sentido, en mi agrupación tenemos la tranquilidad de que teníamos una decisión tomada: si se declaraba la inconstitucionalidad del Memorándum pedíamos automáticamente la separación de Alberto por la manera en la que había jugado. Esto fue agravado con la denuncia. Ya la denuncia fue el acabose. Nisman venía trabajando en la denuncia desde el 2013 seguro, porque entonces citó a Pepe Eliashev. Nos engañó en este sentido: si él sabía desde hace dos años que el Memorándum carecía de valor, ¿por qué no nos lo dijo? Esa es la traición de Alberto Nisman a nosotros.

Cuesta entender la posición de algunos dirigentes de la comunidad judía, como Beraja, que está acusado de encubrimiento.
Va a ser enjuiciado, pero no por encubrimiento. Él va a ser enjuiciado por haber tenido una participación y un conocimiento en el pago de los 400 mil dólares-pesos a Tellendín. No es encubrimiento. Hay dos causas que se unieron: el pago a Telleldín y el encubrimiento a Alberto Kanoore Edul, que se conoce como la pista siria. Concluyen en un mismo juicio y en un mismo tribunal. Pero Beraja va por haber tenido parte y conocer, por sospecharse que inclusive a él se le pidió que aportara los 400 mil dólares. Si hay alguien que no quiere saber la verdad es AMIA y DAIA. Yo tengo pruebas de eso, como las tenemos todos los familiares. En las causas de encubrimiento y por el pago de los 400 mil dólares-pesos, la AMIA y DAIA llegan a juicio sin presentar pruebas. Llegan a juicio sin acusar a Mullen y Barbaccia, los fiscales, sin acusar a Beraja, sin acusar a Galeano en todo lo que hizo y lo que se sospecha, prácticamente van a actuar en la parte de la pista siria, el encubrimiento, con una liviandad asombrosa. No les importa la verdad. El único interés que tienen es que no se lleve adelante el juicio. Ellos no quieren ver a Beraja, ex presidente de la DAIA, sentado en el banquillo de los acusados, porque tienen el culo sucio. Lo único que les importa es defender a Beraja y que se cierre la causa. Y acusar a Irán. Es decir, ellos son la derecha israelí acá, no les importa si fue Irán o no, si Israel tiene que acusar a Irán ellos van a acusar a Irán. Alberto Nisman se ha quejado, y lo tengo por escrito, de que en cinco años no les vio la cara a los abogados de la AMIA y de la DAIA y te vuelvo a repetir, no presentaron pruebas.

¿Cómo tomaron que Nisman haya quedado a cargo de la Unidad Fiscal sabiendo que había trabajado con Mullen y Barbaccia?
Nosotros le señalamos que, con nuestras reservas, aceptábamos que estuviera. Uno por ahí se equivoca o mezcla las cosas pero Alberto Nisman era el fiscal de una Unidad Fiscal creada por una persona muy especial que era Néstor Kirchner. Y Néstor apenas llegó se ganó absolutamente nuestra confianza. El compromiso que tenía Néstor, y el hecho de conocer a Cristina de antes porque formaba parte de la Bicameral, a nosotros nos dio desde lo político esa esperanza. Al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso, por primera vez un Presidente nos dijo que los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel eran cuestiones de Estado, y como tal las tomó. Por ahí Cristina se enoja, pero yo estoy convencido de que en su fuero íntimo se va con una bandera que no pudo enarbolar, que es el esclarecimiento del atentado a la AMIA. Creo que eso le causa una angustia enorme, por eso en la apertura de la sesiones del Congreso les contestó a los diputados de los cartelitos “¿A mí me vienen a hablar de la AMIA?”. Creo que ni ella puede creer que después de casi 12 años de gobierno kirchnerista la causa está casi igual que cuando ellos llegaron y que aún no se pudo arribar a la verdad. Se avanzó en el encubrimiento, pero fíjate vos que así y todo ellos se van y prácticamente cuando se van va a iniciarse el juicio.
Recuerdo la primera vez que nos reunimos con Néstor Kirchner, muy poquito tiempo después de haber asumido. Yo nunca había estado con Aníbal Fernández y me dice: “Sergio, si no lo logramos con este flaco, no lo logramos con nadie”. No se equivocó tanto Aníbal Fernández, hicieron lo imposible. Me cansé de decirle a Alberto Nisman que no fuera hipócrita, que no mire con el culo, que mire con los ojos, que sea inteligente porque lo creo por lo menos una persona inteligente. Nisman no me podía negar que, si hubo personas que defendieron la investigación del atentado a la AMIA que él hizo, se llaman Néstor y Cristina. Los únicos que lo llevaron a Naciones Unidas fueron ellos y hablaron reclamándole a Irán fundados en la investigación que él hizo.

¿Qué rol cumplen EE.UU. y el Estado de Israel en la causa?
Orientaron la investigación, son los que aportaron el 95% de la información de la investigación.

Por eso te preguntaba si la pista iraní no puede ser sospechosa.
Puede ser, por ahí no queda claro. La pista iraní es una pista digna de ser investigada y de ser llevada a juicio como todas. Para mí Alberto Nisman no es el dueño de la verdad, así como lo rechazo como héroe, lo rechazo como víctima 86. Eso es una aberración. En el atentado a la AMIA murieron 85 personas y después murieron muchos familiares que se dejaron morir, o murieron víctimas del atentado que con el tiempo fallecieron. Pero Alberto Nisman no murió en la AMIA ni mucho menos. Es un héroe de barro, que en la primera lluvia se va desarmando. No se puede dejar de investigar la pista iraní, pero la verdad me la va a decir el Tribunal en un juicio oral y público. Así como pasó con los policías de la Provincia de Buenos Aires, que nosotros defendíamos esa investigación a capa y espada, porque no podíamos creer que nos mintiera un juez, que nos mintiera un presidente de la DAIA, las instituciones, policías, abogados, los fiscales. ¿Cómo vas a creer que te van a mentir? ¿Un presidente encubriendo un atentado? ¿Estamos todos locos? Entonces con esa experiencia vos, ¿qué querés?, ¿que le ponga todas las fichas a Alberto Nisman porque lo que me dijo es verdad verdadera? No, para nada. Voy a defender esa investigación con todo lo que tengo, pero para llegar a juicio y que sea un Tribunal el que me diga si son o no responsables o si la prueba colectada alcanza para condenarlos, algo que está muy en duda. Alberto Nisman generó una causa que yo apoyé para pedir las alertas rojas, pero también le pedí que transformara en pruebas mostrables esos indicios de servicios de inteligencia o de disidentes iraníes o de arrepentidos. Si no, no podemos llegar a juicio. Y no lo digo yo, lo dice el juez de la causa, Canicoba Corral.

¿Y la esperanza se pierde o piensan que puede esclarecerse de aquí en adelante?
Yo creo que lo último que pierde el ser humano es la esperanza. Si perdés la esperanza no podés seguir adelante. Lo he dicho muchas veces.

¿Qué pensás que pasó con Nisman?
Creo que está muerto porque lo dejaron más sólo que a un perro, en soledad absoluta.

Entrevista: Diego Cots y Manuel Izraelson

  • Facebook
  • Google Plus