Escribe Damián Cots [+]
Audiovisuales por Gisela Mouradian [+]

Fotos: Ernesto “Durazno” González

Entrevista: Diego Cots / Damián Cots

Los pueblos que sonríen muestran su dentadura

Super Lógico

La puerta negra de hierro se abre y Capusotto aparece del otro lado. “¿Qué vienen, a una fiesta?“, pregunta, desinflando los párpados. Hamartia (los seis) entramos a la casa, con la cabeza semi-gacha, decepcionados porque de aquel bocadillo no se desmontó ninguna sonrisa. Diego enseguida nos hace pasar al patio. Hacia al fondo, luego de una pequeña pileta, cuelga de la pared un cartel enorme con una lista de precios. El clásico estilo fileteado de las carnicerías, con costos más populares de los que la clase media conoce: el kilo de asado a sólo ocho pesos. En el fenómeno Capusotto, subyace un personaje del cual todos somos responsables: el fan. El que lo ve en cualquier lado y se ríe de todo lo que dice, a pesar de que el tipo adopte el esfuerzo de atarse las pestañas y te clave la mirada como diciéndote “gil“, “cachivache” o “mamarracho“. Restaría entonces preguntarse qué es lo que nos pone así, como de fiesta, celebrando muchas veces nuestra propia mediocridad, nuestro ser mezquino e individualista que vemos ahí del otro lado del espejo del tele, en la otra punta de la pantalla, a través de este personaje mediático que ahora está justo en frente nuestro y nos observa con moderación, suponiendo seguramente, el prejuicio que nos domina. Capusotto no tiene reparo a la hora de opinar en términos políticos. Su cuidado en el discurso pasa por no silenciar lo que se le ocurre y enseguida encuentra una manera de decirlo, de plantarse desde un lugar que sólo la convicción puede sostener. Se define peronista heterodoxo, masa crítica de este kirchnerismo montonero. A la izquierda que etiquetó al peronismo con el mote de fascista, la ridiculiza con la simple explicación de que el fascismo es clasista, pero justamente trabaja para una clase que está en las antígonas de la clase obrera que se vio favorecida por las medidas de Perón. Se ríe de su propia conclusión cuando visualiza que en ese stalinismo que la derecha lee en los K hay un vicepresidente que juega para la oposición. Afirma que si la bolsa opositora no logra generar un marco de cohesión y elegancia se las va a ver difícil para el 2011. No cree en el periodismo independiente y remarca que los medios masivos de comunicación son una estructura de poder, una forma de hacer política. Hacia el final de la entrevista, Diego se relaja, comprueba que ninguno de nosotros fue a pelotudear, a babearse con la autoritaria imposición de la audiencia de verlo como un líder. Y no caben dudas, la cosa está clarita: Diego Capusotto, es una respuesta a la realidad que nos acosa. Y, afortunadamente, no se tiene que sentar a discutir con Tinelli. ¿Quién es Diego Capusotto? Él sabrá, vos sabrás, nosotros sabremos. ¿Qué son el peronismo, los medios de comunicación, el kirchnerismo, la oposición y la Argentina? Eso sí nos interesa descubrir.
capusotto-web4

Publicado el 5 Octubre dAmerica/Buenos_Aires 2011
Comentarios

Podés ingresar una foto para tus comentarios en Globally Recognized Avatars (http://gravatar.com) con tu misma dirección de e-mail y también podés comentar la nota en nuestro Facebook.

Victor Conti:

Capo capo capussotto, aguante la bosta! jaja



22/7/2012 a las 0:47



ricardo:

Me gusto la entrevista.Por supuesto que faltaría que hable de otras cosas.Pero este tipo es un capo, y comparte su visión política y mucho de sus ideas.Buena la entrevista



22/7/2012 a las 16:36



virginia:

GENIO CAPU CUANDO HABLA EN JODA Y CUANDO HABLA EN SERIO



7/8/2012 a las 22:13



virginia:

EL CAPITAL SIEMPRE FUE GORILA



7/8/2012 a las 22:17



Escribe tu comentario
Nombre *
Website
Comentario

Aviso: Su comentario pasará por moderación. Por favor, no lo reenvie. Gracias.